viernes, 9 de mayo de 2014

LOS ARGENTINOS NO COJEN O NO LO CUENTAN

LA SATISFACCIÓN SEXUAL POR PAÍSES

Mapa mundial (interactivo) del orgasmo: dónde, cuándo y cuántos

    El sexo es un elemento clave en las relaciones de pareja, pero también en el bienestar general de las personas, como han insistido en multitud de ocasiones estudios médicos y psicológicos. Tanto la calidad como la cantidad de las relaciones sexuales están directamente asociadas con los niveles de felicidad de cada población. Una importante variable que suele estar ausente en la gran mayoría de las encuestas mundiales que tratan de medir el bienestar de las personas por países.
    Para cubrir este vacío y arrojar algo más de luz sobre la incógnita de por qué los habitantes de los países más ricos no son precisamente los más felices, sino que en ocasiones sucede todo lo contrario, como demuestran los resultados del Informe sobre la Felicidad Mundial de la OCDE, nada mejor que incluir criterios intangibles como el sexo. Partiendo de los estudios Sexual Wellbeing Survey y Face of Global Sex realizados para Durex por la firma Harris Interactive, se pueden extraer rigurosas conclusiones sobre los hábitos sexuales en los diferentes países del planeta y, por tanto, del grado de bienestar de la ciudadanía.
    Una de las primeras conclusiones es que son los habitantes de México y la India los más satisfechos con sus relaciones sexuales. Casi dos tercios de los mexicanos e indios se declaran “muy satisfechos” con el sexo, mientras que esta proporción se reduce a menos de uno de cada dos en otros países como EEUU, Canadá, Australia o España.
    En la parte más baja de la clasificación se encuentran los habitantes de Japón. En este país, el 38% de los encuestados reconoció que su vida sexual era “insatisfactoria o muy insatisfactoria”. A pesar de ser uno de los países con un mayor PIB del planeta, la problemática relación de los nipones con el sexo hace que ostenten el récord mundial de abstinencia sexual.
    Casi un tercio de los habitantes de la isla no hacen el amor, y los que todavía lo practican lo hacen con la frecuencia más baja del planeta. La tasa de natalidad ocupa el último puesto en el ranking mundial. Unos motivos que han llevado al gobierno de Japón a editar una guía con el fin de que los hombres y las mujeres se comuniquen mejor y vuelvan a mantener relaciones sexuales, frenando así el descenso de la natalidad.
    España: más orgasmos que la media, pero de menor duración
    La situación de las mujeres niponas, frecuentemente asociada a sus altas tasas de infelicidad marital e incluso depresión, parece ser justo la antítesis de la que viven las españolas. Según los resultados de las encuestas utilizadas para elaborar estos gráficos, las mujeres de España son las que alcanzan el orgasmo con mayor frecuencia. Concretamente, una vez por cada dos relaciones sexuales.
    La media mundial se sitúa en una de cada tres veces. EEUU y Canadá vuelven a quedarse en la cola al considerar esta importante variable para evaluar la satisfacción sexual. Sorprendentemente, la igualdad de género no siempre está correlacionada con el grado de placer que obtienen las mujeres en la cama. Por tanto, la educación sexual y los avances en materia de género no se traducen en una mayor igualdad en la cama, ni viceversa.
    Otra de las grandes diferencias por países respecto a la calidad del sexo tiene que ver con la duración media de las relaciones sexuales. Por ejemplo, las parejas nigerianas emplean casi el doble de tiempo que las indias. En este punto, España se sitúa bastante por debajo de la media (casi cinco minutos menos), ocupando el puesto 22 de los 26 países analizados. La duración media de una relación sexual entre los españoles es menor incluso que las de los nipones que, como afirmábamos más arriba, son los que más problemas tienen con el sexo.

    No hay comentarios: